How Do I Look?

Tranquilos que no me he apuntado a ningún programa de la tele para cambiarme de imagen. Hace poco os hablé de una master class especial para novias que impartireon en la XVI Feria de la Boda de Salamanca, pues como regalo por asistir la Peluquería-Estética Maribel nos ofreció una sorpresa. Yo he ido esta mañana y la verdad que estoy muy contento con el resultado.

Cuando llegué allí Maribel me recibió con los brazo abiertos, muy simpática al igual que todas las chicas que trabajan allí. La peluquería estaba llena, síntoma de su savoir faire, tras esperar un poco me revelaron cual era la sorpresa. Arreglarme un poco el peinado y un tratamiento especial para hidratar el pelo, aunque luego me llevé otra sorpresa más.

Tras la espera Pilar, me atendió estupendamente. Una vez me habían lavado la cabeza y me quitaron volumen pasamos a el tratamiento, utilizaron el Chronologiste de Kératase Paris. El tratamiento consistía en unas perlas de “caviar”, unas esferas de alginato en suspensión en un gel acuoso compuestas de squalane (un ácido graso esencial para nutrir cabellos secos, un derivado de la vitamina A, un derivado de la vitamina E para protegerlo de las agresiones ambientales, y un gel enriquecido con agua del mar del pacífico (donde se encuentran en suspensión las perlas) que nutre intensamente el cabello; y una mascarilla que contenía entre otras cosas bisabolol (para calmar el cuero cabelludo), un glucolípido (para nutrir la fibra capilar), ceramidas exclusivas de L’Oreal, un derivado catiónico (para que el pelo este suave, ligero y se desenrede con facilidad) y siliconas para que el cabello no este tan rebelde. Si a esto le sumamos que te lo aplican con un masaje relajante ya es que es para darles un premio o algo.

Esto que veis con cara de susto o vete tu a saber que, soy yo con un aparato que daba calor para que el tratamiento penetrará más y mejor en el pelo. Aunque con el masaje de antes para aplicar el Chonologiste y el calorcito de la máquina pues como que ya uno se relajaba mucho y estuve a punto de quedarme dormido más de una vez. Tras el estrés de los exámenes y las noches sin dormir el rato que pase allí fue todo un alivio. Cuando paso el tiempo justo, me acalraron el pelo, me peinaron. Yo pensé que ya habíamos acabado pero no.

Para mi sorpresa Maite me hizo la manicura ¡La manicura! ¡Yo que me muerdo las uñas! Pero por fortuna Maite me dio algunos consejos para dejar de hacerlo y si al igual que yo sois onicófagos (comedores de uñas) os animo a probar los consejos. La mayoría de las veces cuando nos mordemos las uñas, no lo hacemos por nerviosismo si no porque encontramos alguna astilla o pico al tocarlas o porque se han enganchado en algo de la ropa, por eso para evitarlo es mejor limarse las uñas, así evitamos modernoslas. Maite me hizo una manicura básica perfecta, dada la situación de mis uñas, y me dio algunos consejos, cuando nos vamos a limar las uñas lo mejor es utilizar una lima de carton esmerilado, las de metal o cristal son demasiado duras y pueden debilitar las uñas; primero limamos bien con el lado grueso y luego las pulimos con la cara de grano fino.

Me aplico una crema para suavizar las manos con otro masaje, os juro que llegué a pensar que me dormía, hacía unas semanas que no me relajaba tanto y con tanto masaje estuve por dormirme allí mismo. Luego me puso un producto para poder quitar más fácilmente las cutículas con un utensilio de madera (si te vas a quitar las cutículas tampoco te pases, no es bonito ver medio dedo en carne viva) y luego con unas tijeras especiales. Para acabar me paso unos pulidores, una especie de esponjas con lima para dar uniformidad a la cara de la uña y que no quedarán estriadas y por último me dio una capa de producto para hidratar y proteger la uña, nunca pensé que me pudiese gustar que me hicieran la manicura.

Aprovechando que estaba allí pregunte por las manicuras de chica, que siempre me han causado curiosidad, las hay de todas clases pero ahora se lleva mucho customizarlas añadiéndole flores en relieve, figuritas, flores secas, plantillas, mallas, hasta cristales de Swarovski. Pero la que sigue triunfando desde siempre es la manicura francesa.

Y lo único que me queda por decir ya, es recomendaros la peluquería porque te dan un trato espectacular, son amables y muy simpáticas y se respira un ambiente muy agradable y además se nota que lo que hacen lo hacen como expertas. Desde aquí quisiera agradecerle una vez más a Maribel por el trato recibido y porque salí muy contento de allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s