Burberry Prorsum Men Fall-Winter 2013-14

Los amantes de lo preppy siempre esperamos al desfile de Burberry Prosum para quedarnos muertos, para bien o para mal, esta firma siempre ha sido un referente en cuanto ha este estilo se trata aunque siempre hay alguna pieza o alguna colección entera que no se sabe muy bien si es una broma, un descuido o simplemente mal gusto. Para la próxima temporada de otoño-invierno para hombre Burberry nos ha ofrecido un poco de todo, desde lo mejor a lo peor.

Burberry Prorsum es para mi una de las firmas de referencia en cuanto al estilo masculino, pero con este desfile estoy convencido a medias, hay muchas cosas que sinceramente me parecen un refrito muy poco prometedor. Para mi este ha sido un poco decepcionante en comparanción con el anterior, ya que en la colección de primavera verano habían dado un cierto aire futurista al preppy combinando trajes de un estilo más tradicional con sedas y telas metalizadas y un estampado de rombos desestructurado. Ahora para este invierno nos proponen prints animales y tachuelas, cosas que ya tengo vistas hasta la saciedad en este invierno.

Trenchs, tencas, abrigos, chaquetones, cubretodos, gabanes, polos y jerséis de punto, chesterfields, trajes entallados y pantalones estrechos son las líneas que vestirán al hombre de Burberry. En cuanto a los tejidos tenemos un poco de todo, pero en su mayoría tejidos rígidos: cachemir encolado, algodón de gabardina (a veces encolado y otras no), sarga ceremonial afieltrada, piel de ovino encolada, algodón laminado, pelo de potro, mouton, punto de seda y goma translucida. En cuanto a los colores tenemos una gama bastante oscura: beige, camel, hueso, blanco, rojo windsor, rojo sangre, morado oscuro, verde oliva, verde caza, azul marino y negro.

Los complementos han sido algo desconcertantes bolsos, bandolera, bolsones, funda de iPad y iPhones, gafas Way-Farer, zapatos de punta extralarga o botines chelsea todo o bien con un estampado animal o bien con tachuelas. A lo que solo podemos sumarle una cosa normal, la bufanda clásica de Burberry con estampado check.

Una vez que ya he destripado la colección a grandes rasgos vayamos a lo que para mi ha sido lo más interesante del desfile. Los zapatos de punta extralarga, obviando animaladas y tachuelas, parece que volverán con algo de fuerza para el próximo invierno. Jerseys de cuello barco combinados con camisas abrochadas hasta arriba del todo. Cuellos en contraste en abrigos y demás prendas exteriores, aunque eso si, mejor sin el estampado. El rojo atrevido por el que apuestan en algunos looks me parece un total acierto. Las bandoleras y los cortes y botones al estilo militar se vuelven a proponer, aburrido pero yo voto por él, claro esta siempre comedido como nos proponen aquí, sin llegar a mezclarlo mucho o a sobrecargarlo con estampados.

Las shoping bags, o las bolsas para ir a hacer la compra siguen considerándose como un complemento más, al igual que se repite con el punto grueso y se apuesta por cuellos altos. El encolado, la rigidez y el brillo en ciertos abrigos son la clave también. Se apuesta por un patronaje sencillo, clásico pero un tanto exagerado, tanto en cuellos, como en tapas de bolsillos o piezas.

Las rayas parece que resistirán el paso del verano y se quedarán con nosotros durante el invierno. Pero no todo va a ser repetir y repetir, los de Burberry han incluido algo nuevo, un estampado de corazones, que se ha extendido mucho más en la colección de mujer y la utilización de una goma translucida en las prendas exteriores que dejan entrever el look que se esconde debajo.

Sinceramente lo de la goma translucida lo veo y no lo veo del todo. Queda bien cuando se abrocha con botones o se deja abierto, pero cuando queda oprimida por un cinturón o bajo el peso del asa de una bandolera queda deformada de una forma un tanto extraña. Sin embargo el estampado de corazones me ha encantado, le da una vuelta a los aburrido lunares y se atreve a incorporar al vestuario masculino esa objeto que solo se deja para las niñas cursis.

Quitando los estampados animales, las tachuelas y las pieles, de las que estoy totalmente en contra, creo que esta colección de Burberry Prorsum es bastante aceptable, la goma translúcida y coloreada es un elemento nuevo que nos permite ir luciendo nuestro look sin tener que morir de frío. Además el estampado de corazones ha sido todo un puntazo para la firma. El resto ha sido una decepción con mucho sabor a refrito.

Christopher Bailey no se si la has cagado mucho, mucho o si solo ha sido una pequeña crisis creativa de la que saldrás en la próxima colección. Yo por mi parte espero que sea lo segundo, soy un gran fan de tu trabajo pero otra colección como esta donde no he visto más que repeticiones del pasado invierno y te declaro la guerra. Avisado quedas.

La música fue cosa de una versión acústica de Someone Told Me de Jake Bugg, el que parece querer mostrarse como una revelación en Reino Unido. También una versión acústica de Country Song del mismo cantante y Amy McDonald y otra versión acústica de su This Is The Life, su único gran éxito fuera del país birtánico, también otra versión del mismo estilo de Pride. Para acabar volvieron a poner a Bugg y Seen It All en versión original, nada de acústicos.

Aquí os dejo el video de FashionTV con el desfile completo.

FOTOS: VOGUE FRANCE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s