Davidelfin Missing, una colección dedicada a su perra

Davidelfin ha presentado en el tercer día de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid una colección dedicada a su perra Alice. Haciendo un juego con su nombre se ha inspirado también en el relato clásico de Alicia en el País de las maravillas donde el blanco ha sido el total protagonista. Antes de que empezará el desfile las colas de gente sin acreditación para conseguir un sitio libre han sido las más largas de toda la fashion week.

Missing ha sido una colección un tanto sorprendete y un poquito decepcionante. El blanco ha sido el color principal de esta colección que se ha presentado sobre una pasarela damero. Transparencias y tejidos opacos, diferentes blancos, acetato, lana, nylon, polyester, angora, poliuretano, seda y algodón, punto hecho a mano y pintado de rojo  a veces en prendas unidas, en algunas aisladas o en algunas posadas sobre el cuerpo es el resumen de la colección que el mismo diseñador ha dado.

Davidelfín ha dedicado su colección a su perra Alicia, que ha fallecido hace muy pocos meses, por lo que el blanco se ha eregido como el color del luto, tal y como se hace en muchos países orientales o como hacían algunas nobles medievales para simbolizar el estado de luz y paz en el que se encontraban los seres queridos recién perdidos.

Camisas con cuellos subidos y de las que por debajo se veía una camiseta con el logo del diseñador, vestidos camiseros, sudaderas, vestidos de manga larga o muy cortos todos en blanco, volantes, pantalones con falsas cinturas de gran tamaño que proporcionaban una caída dramática. Diseños en los que solo se rompe la monocromía blanca con el rojo que ha estado presente en los símbolos del as de corazones y en las rosas de ganchillo hechas a mano. Incluso los cintos y collares eran todo reinterpretaciones muy fieles a los collares y correas de los perros. Incluso la A de Alice apareció continuamente en bordados de camafeos con alas.

La colección ha sido sorprendente por su sobriedad en comparación con sus anteriores propuestas, en las que muchas veces se le ha tachado de surrealista, cosa que se ha reflejado en los bolsos de Pelayo que llevados por su asa corte y de la mano parecían dados la vuelta. Las flores que apuntaban hacia la simbología del libro de Alicia tanto como a las coronas funerarias que al final nos han conducido a Bimba Bosé de luto riguroso, una personal interpretación de una plañidera que ponía el broche final a un desfile un tanto inesperado dentro de lo que se esperaba en el diseñador.

Un poco mediocre para mi gusto, pero me hay algunas cosas que me han gustado bastante y dentro de lo que podemos ver últimamente en Cibeles ha estado por encima de la media.

Fotos: Vogue España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s