Outfit #4: Cold Days

Yo soy de los que cuando una cosa me gusta y además me es útil abuso de ella a más no poder. Eso es lo que me ha pasado con este outfit, o casi por que mi día a día en los días helados es una continua variación del look que os presento. Se que con este estilismo he combinando varías tendencias que no se suelen ver juntas y que a muchos no gustarán pero a mí me parecen que encajan bastante bien, ya que no exagero las cosas.

La pieza central de este look es este abrigo marrón de hace tiempo (temporada  Otoño-Invierno 2011-12) que en un ataque de culjatismo (cool hunting atack) compré por mero capricho en Pull & Bear. No se muy bien de donde saqué la idea de buscar algo de inspiración militar, lo que si estoy seguro es que fue antes de que todo el mundo se pusiera a hablar de la tendencia, nada más lo vi me enamoré del abrigo. Se que el marrón no es un color muy popular, pero por no caer en el negro o gris de los abrigos típicos o el camuflaje de lo militar me decanté por el marrón ya que así seguía guardando un poco esa idea de camuflaje pero sin llegar a lo vulgar.

El abrigo es muy bonito, si, pero no solo con el abrigo basta para combatir el frío castellano hace falta algo más. Yo no me he llevado nunca muy bien con las bufandas, las veo demasiado incómodas y grandes, siempre he sido más de pañuelos y fulares y claro eso siempre me acaba acarreando problemas de garganta. Este año al fin decidi acabar con el problemas de la gripe crónica de todos los años y me decanté por un cuello, una de esas bufandas cosidas en forma de tubo que me parece una propuesta más interesante que la bufanda de siempre.

Lo gracioso de esta sesión de fotos es que en un momento empezó a nevar tímidamente  tan tímidamente que paro a los cinco minutos y como si no hubiera pasado nada. La otra cosa graciosa, para la amiga que me estaba haciendo las fotos, más que para mi, es que me empecé a quedar congelado y me fui a por un café, más que para tomármelo, para calentarme las manos y la graciosa de mi amiga venga a hacerme fotos desde ángulos imposibles mientras bebía, aunque he de decir que la que os enseño me gustó bastante. Pero bueno, sigamos con el look. Una de las cosas que me gustan de este abrigo son sus solapas, que cuando no hace tanto frío pero sí mucho aire son perfectas para subirlas e ir a lo detective de incógnito por la calle.

Para acabar de completar el outfit suelo recurrir a los vaqueros, no sabría que sería de mi vida sin vaqueros y mejor si son estrechos, ya que sin son anchos corro el riesgo de que si viene viento puedo parecer el mástil de un barco con vela incluida. Y ya para acabar botas, creo que son imprescindible todos los inviernos y más si son unas cómodas y que puedas adaptar a muchos looks.

Gafas/Glasses: Ray-Ban
Bufanda/Scarf: Fishbone
Abrigo/Coat: Pull & Bear
Vaqueros pitillo/Jeans Slim Fit: Pull & Bear
Botas/Boots: Springfield

Vota mi look/Hype the look – LOOKBOOK.NU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s